De lejos, París asusta a los turistas desde los atentados - Diario La Tribuna