Habrá que tener poco de paciencia - Diario La Tribuna