Cine de animación y videojuegos se afianzan como una pareja rentable - Diario La Tribuna