El organismo terrestre más antiguo se dedicaba a podrir la materia - Diario La Tribuna