Estado Islámico congela a sus víctimas para garantizar una muerte lenta y dolorosa - Diario La Tribuna