Los aficionados del Barcelona celebran una Liga más sufrida de lo esperado - Diario La Tribuna