Las muñecas rusas ayudan a los astrónomos a estudiar la materia oscura - Diario La Tribuna