Esta mujer perdió un ojo por algo que usamos todos los días - Diario La Tribuna