La generación del 65, una generación adversa - Diario La Tribuna