Indignación por el lanzamiento de una de las publicidades más racistas de la historia - Diario La Tribuna