El fervor, escaso en los actos de Hillary Clinton y abundante en los de Trump - Diario La Tribuna