Christina Grimmie quería abrazar a su asesino antes de que le disparara - Diario La Tribuna