La tenacidad ‘indie’ cautiva a la industria del videojuego - Diario La Tribuna