‘Culpen a la mermelada’: la parodia que filmó el portero del autogol más ridículo del año - Diario La Tribuna