Por temor al Zika, Hope Solo, lleva de todo para combatir el zancudo en Río de Janeiro - Diario La Tribuna