Maestros enfermos: ‘Prefiero morir dando clases que recibir pensión miserable’ - Diario La Tribuna