Tenía su propia fábrica de armas - Diario La Tribuna