Un simple dibujo evitó que una mujer fuera encerrada en un manicomio - Diario La Tribuna