Así luce 25 años después el bebé de la famosa portada del disco de Nirvana - Diario La Tribuna