La primera necesidad y el primer derecho humano - Diario La Tribuna