Un disco de música clásica para un público especial: los gatos - Diario La Tribuna