Ley propuesta por la MACCIH enfrenta viejos obstáculos - Diario La Tribuna