Para evitar adulteración, exigen certificación de combustibles - Diario La Tribuna