Llenar el tanque de gasolina, una pesadilla en la frontera venezolana - Diario La Tribuna