Un mensaje de J. K. Rowling rescató a una fanática que sufría una peligrosa depresión - Diario La Tribuna