El primer burdel de muñecas sexuales de Europa abre sus puertas en Barcelona - Diario La Tribuna