El mejor artista callejero: ¡Se hace el muerto para ganar dinero para él y su dueño! - Diario La Tribuna