En el norte de EEUU, muchos sueñan con una renovación económica al estilo Trump - Diario La Tribuna