Un “objeto subestelar atípico” deja totalmente perplejos a la comunidad científica - Diario La Tribuna