Dilmer Gutiérrez: Mi futuro está en las manos de Dios - Diario La Tribuna