De las siete víctimas cuatro son de una misma familia - Diario La Tribuna