¡Asqueroso! Para esto es bueno hurgarte la nariz y comerte los mocos - Diario La Tribuna