Moscú, la hija querida de Rusia - Diario La Tribuna