Sociedad civil, sin legitimidad - Diario La Tribuna