Nadó en el mar para huir de la Policía, y terminó siendo “perseguido” por algo mucho peor - Diario La Tribuna