Vecinos de la Loma Linda Norte piden “No arruinar nuestra colonia”

Los vecinos de la colonia Loma Linda Norte, en Tegucigalpa, agrupados en la asociación denominada “Avellin“, con personalidad jurídica otorgada desde 1993, solicitan a la Corporación Municipal del Distrito Central, abstenerse de otorgar permisos para construir edificios de más de cuatro niveles en esta colonia.

En una solicitud, titulada “Solicitamos a la AMDC no arruinar nuestra colonia”, los habitantes detallan que ese tipo de edificios no pueden ser asimilados en la zona porque la residencial “fue diseñada y construida desde hace más de 40 años, para alojar viviendas individuales y no para edificaciones del tamaño que pretenden emplazar varios desarrolladores”.

ADS

“Al presente, los servicios de agua potable, alcantarillado sanitario y pluvial, el sistema eléctrico y el sistema vial, ya son totalmente insuficientes para la actual población”, describen los afectados.

CASAS EN GRAVE RIESGO

ADS

Sobre la altura de los edificios, especifican que el Reglamento de Zonificación, Obras Públicas y Uso del Suelo en el Distrito Central, “regula la altura total de las edificaciones en función del ancho de las calles, las cuales tienen apenas entre 5 y 5.50 metros de ancho efectivo en nuestra colonia, lo que limita seriamente dicha altura”.

“Además, estas construcciones se harían con viviendas ya existentes a los lados, lo cual pondría en grave riesgo a las residencias aledañas, al momento de ejecutar las grandes excavaciones y cimentaciones”.

También se refieren al sistema vial y advierten que “las calles tan angostas de esta colonia implican que dos vehículos estacionados en las aceras opuestas bloquean el paso de un tercer vehículo en marcha, imposibilitando su paso”. “Esto pasa con vehículos livianos, pero cuando se trata de vehículos pesados o buses de colegios, el paso resulta imposible. Ya la flota de los vecinos es considerable, sin tomar en cuenta el flujo proveniente de Injupemp, Hondutel, la SAG, Inhgeomin y demás instituciones ubicadas al final de la colonia, que a diario cruzan por estas calles a altas velocidades”.

“Nos preguntamos: ¿Qué sucedería si el tráfico de la colonia se aumentara con centenares de más vehículos que traerían de manera concentrada estos edificios? Se produciría un caos total.

Los residentes de Loma Linda advierten a la alcaldía que otros de los problemas que les generaría la construcción de edificios de más de cuatro niveles es la distribución insuficiente de agua potable, el colapso del sistema de alcantarillado sanitario y del servicio de energía eléctrica.

A esos daños se sumarían, según detallan, la contaminación sónica y visual, así como el deterioro del suelo y por ende, de las viviendas, “lo cual a la postre nos causará un perjuicio económico incalculable”.

A continuación el comunicado de los afectados:

SOLICITAMOS A LA   AMDC, NO ARRUINAR NUESTRA COLONIA

 

LOS VECINOS DE LA COLONIA LOMA LINDA NORTE de Tegucigalpa MDC, agrupados en la asociación denominada “AVELLIN “, con Personalidad Jurídica otorgada desde 1993, solicitamos con todo respeto a la Corporación Municipal del Distrito Central, abstenerse de otorgar Permisos para construir EDIFICIOS de más de 4 niveles en esta Colonia, pues los mismos no pueden ser asimilados, por las siguientes razones de peso:

  • Esta residencial fue diseñada y construida desde hace más de 40 años, para alojar viviendas individuales y no para edificaciones del tamaño que pretenden emplazar varios desarrolladores. Al presente los servicios de Agua Potable, Alcantarillado Sanitario y Pluvial, el sistema Eléctrico y el Sistema Vial, ya son totalmente insuficientes para la actual población.

 

  • ALTURA DE EDIFICIO. El Reglamento de Zonificación, Obras Públicas y Uso del Suelo en el Distrito Central regula la altura total de las edificaciones en función del ancho de las calles, las cuales tienen apenas entre 5 y 5.50 metros de ancho efectivo en nuestra colonia, lo que limita seriamente dicha Altura. Además, estas construcciones se harían con viviendas ya existentes a los lados, lo cual pondría en grave riesgo a las residencias aledañas, al momento de ejecutar las grandes excavaciones y cimentaciones.

 

  • SISTEMA VIAL. Las calles tan angostas de esta Colonia implican que dos vehículos estacionados en las aceras opuestas bloquean el paso de un tercer vehículo en marcha, imposibilitando su paso. Esto pasa con vehículos livianos, pero cuando se trata de vehículos pesados o buses de colegios, el paso resulta imposible. Ya la flota de los vecinos es considerable, sin tomar en cuenta el flujo proveniente de Injupemp, Hondutel, la SAG, Ingeomin y demás instituciones ubicadas al final de la colonia, que a diario cruzan por estas calles a altas velocidades. Nos preguntamos: ¿Qué sucedería si el tráfico de la Colonia se aumentara con centenares de más vehículos que traerían de manera concentrada estos edificios? Se produciría un caos total.

4) AGUA POTABLE. Actualmente el agua potable es completamente insuficiente para los vecinos y aunque se actúe con economía y austeridad, un gran número de casas tienen que comprar agua de cisternas, por lo menos dos veces a la semana. Lo anterior porque el sistema funciona con una tubería mínima, generalmente de apenas ½” de diámetro. Nuevamente nos preguntamos: si el agua potable es ya insuficiente ¿Qué sucedería si las necesidades se magnifican, al tener centenares de consumidores adicionales que de forma concentrada traerían estos edificios?

  • ALCANTARILLADO SANITARIO. De manera similar al caso del agua potable, el diámetro para evacuar las aguas negras es en general de apenas 6” y en muchos tramos este sistema está conectado al de aguas lluvias, lo cual hace colapsar las tuberías en invierno. El sistema sería inoperable si las evacuaciones se aumentan irresponsablemente con este tipo de edificios.

 

  • SISTEMA ELÉCTRICO: Resulta totalmente precario y deficiente, lo que motiva a que el servicio sea suspendido constantemente, especialmente por insuficiencia de los transformadores u otros elementos.

 

  • CONTAMINACIÓN AUDIO-VISUAL. Considerando la cercanía entre todas las unidades habitacionales de la colonia, sin duda se volvería insoportable la extrema sonoridad, así como el polvo que traería molestia y enfermedades, en especial durante las masivas construcciones. La altura de los edificios estropearía también la vista y la privacidad a que tienen derecho las demás viviendas aledañas, y además crearía otros perjuicios ambientales.

 

  • DETERIORO HABITACIONAL. Aunado a los embates anteriores, se anticipa un inmediato deterioro de nuestras viviendas, ya que todos conocemos que este suelo es inadecuado para la construcción masiva (arcillas altamente expansivas), y todo movimiento de tierra perturbará el subsuelo y ello incidirá en cada casa del entorno, lo cual a la postre nos causará un perjuicio económico incalculable.

 

Denunciamos una actividad inadecuada de los técnicos encargados de analizar la factibilidad para asignar estos permisos de construcción, que no cumplen con las mínimas previsiones que atañen directamente a la comunidad receptora que ya habita en el entorno, pues nada ni nadie toma en consideración el daño que proyectos de esta magnitud  le producen a la vecindad, y en ningún momento se ha tomado en cuenta el derecho de los Vecinos que anhelamos vivir en un ambiente tranquilo y sano, como hemos vivido por años.

 

Evitaremos por todos los medios que se construyan grandes edificaciones, condenando las acciones que desconocen nuestros derechos humanos, en cuanto se refiere al concepto habitacional, de nuestra diaria protección y convivencia.

Po ello comparecemos ante la Honorable Corporación Municipal, oponiéndonos  a la ejecución de estas obras que se aprueban equivocadamente al fundamentarse en hechos que no son exactos o con datos insuficientes, obligándonos a promover esta Oposición respaldada por cada persona que habita en Loma Linda Norte, exigiendo con todo respeto que esa Autoridad Municipal y aplicando el Procedimiento Administrativo ponga un paro a la ejecución de estas obras e impida el daño que causarían a la ciudadanía de esta zona.

Solicitamos el apoyo de la AMDC, y si se nos negare el derecho que en justicia reclamamos, recurriremos al Ministerio Público como organismo responsable de la representación, defensa y protección de los intereses de la sociedad, independiente de los poderes del Estado y libre de injerencia política, solicitando nombrar peritos de calidad y experiencia que se pronuncien si la aprobación de estos Proyectos lo hacen equivocadamente, con datos inexactos o insuficientes.

Anteriores administraciones otorgaron ilegalmente porciones de nuestra Area Verde, lo que nos dejó sin acceso a la misma y sin poder recuperarlo a la fecha, e igualmente han permitido la operación ilegal de oficinas, pero no queremos que estas actuaciones se repitan en el presente, en perjuicio de los ciudadanos que cumplimos con nuestros impuestos y obligaciones.

No nos oponemos al desarrollo de la ciudad, pero que sea en forma ordenada y racional, sin afectar lo poco bueno que existe y funciona como nuestra Colonia.

                   Tegucigalpa, M.D.C. 11 de Septiembre del año 2018.

ADS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.