Unos 17,000 huérfanos por femicidios en Honduras

Desde enero hasta el mes de agosto, 230 mujeres han sido víctimas de femicidios en nuestro país.

La Asociación Calidad de Vida (ACV), y la Tribuna de Mujeres contra los femicidios presentaron su investigación científica “Las Víctimas Invisibles de los Femicidios”, que demuestra que hay más de 17,000 menores huérfanos en el país.

El estudio aborda los efectos colaterales a nivel psicológico, vulnerabilidad y deja al descubierto las circunstancias legales, sociales y económicas en las que se encuentran estos infantes desamparados.

ADS

Por lo general, según revela el informe, los menores quedan bajo la tutela de abuelas o tías, quienes deben hacerse cargo de ellos, ya que en la mayoría de los casos el padre es el responsable de la muerte de la madre.

Los únicos testigos de estos femicidios son los dos o tres hijos en promedio que tienen las mujeres que son asesinadas por sus parejas, quienes muchas veces se suicidan o son encarcelados.

ADS

VULNERABLES A LA TRATA

La directora de ACV, Ana Cruz, explicó que el estudio pretende describir las circunstancias en que se encuentran los menores huérfanos, que al no contar con una vida digna, pueden ser “reclutados” por maras o pandillas.

“Estos son los más vulnerables a caer en las redes de trata de personas, ser parte de la economía informal, más el daño emocional y la alteración de personalidad”, indicó Cruz.

Según la base de datos de ACV y el sistema de indicadores sociales de niñez, adolescencia y mujer en Honduras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) del 2010, en el país hay 202,032 niños y niñas huérfanos de madre y padre.

Estas cifran revelan el drama que viven los menores que pierden su madre por un asesinato de odio, lo que los hace vivir en una tragedia de mayores repercusiones en su vida.

Cruz explicó que “para 2016 había un ocho por ciento de niñez huérfana, eso representó 266,037 niños; y de este total, 51,921 eran huérfanos de madre y 47,572 perdieron su madre por causa de muerte y 4,349 no se sabe si la madre está viva”.

Uno de los puntos más notables del estudio es la revictimización de los niños que han presenciado un femicidio.

Según Cruz, actualmente no existe ningún marco de protección específica para orfandad por femicidios y tampoco un sistema que garantice la reparación de los daños sobre las circunstancias de muertes violentas de mujeres.

PROYECTO DE LEY

A la presentación del informe se hizo presente personal del Ministerio Público (MP), entre ellos la fiscal de la protección a la niñez, Marisol Rodríguez, quien conoció muy de cerca el trabajo que se desarrolló por cinco meses con técnicas de investigación social.

Rodríguez explicó que más de la cuarta parte de la población hondureña son niños y adolescentes y que por ahora se discute en el Congreso Nacional un proyecto de Ley de Adopciones que viabilizará los procedimientos.

“Le corresponde a la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia, una vez que un niño queda en esta situación, aplicar medidas de protección para restituir sus derechos, ya sea colocándolos en familias extendidas o declarándolos en abandono para que puedan optar al proceso de adopción”, argumentó la Fiscal.

Wendy Fúnez.

Según Rodríguez, se deben generar políticas para incrementar los presupuestos de las instituciones rectoras de la niñez.

Manifestó que se espera la creación de modelos de atención integral para niños y mujeres vinculados en casos de femicidios, así como el diseño de herramientas estatales para recolectar información y que se puedan actualizar las estadísticas y trabajar la cultura de denuncia para fortalecer la investigación. (DS)

Wendy Fúnez: Investigación
se hizo en cuatro municipios

La investigación “Víctimas Invisibles de los Femicidios” se desarrolló durante cinco meses, con técnicas de investigación social mediante las que se pudieran dar a conocer cifras, encontrando casos de dolor y la falta de atención al tema.

La investigadora social de ACV, Wendy Fúnez, detalló que “el estudio se realizó en cuatro municipios donde se han reportado más femicidios: Choloma, Choluteca, San Miguelito y Tegucigalpa”.

“Este es un hallazgo que el Estado debe producir estadísticas para contar el problema y tener la capacidad de tomar decisiones, es la primera vez que se habla de niñez huérfana por femicidios”, explicó Fúnez.

“No se ha dado el debate público sobre el tema en el país, de esta niñez que está quedando huérfana por violencia, en este caso, las mujeres están apostando a ser incidencia y se espera que el Estado pueda tomar decisiones”.

ADS

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies.