El tráfico vehicular, los cables del tendido eléctrico, el crecimiento poblacional y las faenas cotidianas hacen que los encantos de la ciudad, a ratos se vuelvan...
Siguiente Anterior