Asociados con la MS-13 “lavan” en la lotería apuntada

Asociados con la MS-13 “lavan” en la lotería apuntada
MC
/ 10 de julio de 2017
/ 03:40 am
Síguenos
01234
380
Compartido
700
Visto
Más

La red de prestamistas colombianos, ahora asociados con miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13) continúa funcionando a sus anchas, en los mercados de la capital, San Pedro Sula, Ceiba, El Progreso, La Paz y Juticalpa, sangrando, como el “chupa cabras” de los cuentos, a los comerciantes que reciben los préstamos a 30 por ciento de interés, pagado diariamente a los emisarios.

De acuerdo a las investigaciones a las que tuvo acceso LA TRIBUNA en el Ministerio Público, estos prestamistas colombianos ya desplazaron a los hondureños y se han asociado para lavar el dinero de la Mara Salvatrucha. Cobran cada lempira, ya sea del capital o del interés, a sus clientes y si estos no pagan, mínimo se ganan una paliza.

Otros comerciantes que han caído en las garras de esta gente han pagado con su vida o han sido despojados de sus casas y propiedades, cuando en efectivo no han podido saldar las deudas. Hay registros de casos de comerciantes asesinados por deudas con los colombianos ligados a la MS-13.

El trabajo de los colombianos no solamente ha mutado porque trabajan con los pandilleros, sino porque ahora lavan dinero, a través de la lotería apuntada con los tres sorteos diarios que se registran en el país. En la medida que ofrecen más premios por los números acertados, se mueve el dinero sucio.

Por ejemplo, por cada número la gente apuesta un mínimo de 50 lempiras y el premio de resultar ganador es calculado en casi cuatro mil lempiras, según las investigaciones del caso, que se han ido documentando en todo este tiempo.

También, otros vendedores de la lotería clandestina manejan otros precios, pero coincidentemente, el valor de los premios supera a los que otorgan las loterías oficiales que operan en el país. Esta forma de lavado de dinero es muy rentable y no deja huella, además es apetecida por los jugadores que ya saben dónde ubicar a la red que opera haciendo este tipo de trabajo con los colombianos y los pandilleros.

Se ha detectado que algunos vendedores han tomado medidas para no ser descubiertos por las autoridades, tienen sus estrategias y anillos de seguridad, difíciles de infiltrar para los investigadores. Sin embargo, sus operaciones de blanqueo ya están en el ojo del huracán.

Este es un juego superior al que se realiza con los vendedores de los mercados porque hay numerosos jugadores de lotería, adictos a todas las formas de juego de azahar que son presa fácil. Hay otro elemento importante y es que cuando los números se agotan en la máquina, suben su valor en el “mercado negro” de la lotería.

LUZ VERDE DE LA MS-13

Según las investigaciones, estos colombianos tienen “luz verde” de la “Mara Salvatrucha” para operar en la mayoría de los mercados, que “comandan” para hacer sus negocios; pasan una cuota por cada comerciante que cae en la necesidad de trabajar con el dinero de ellos (los colombianos), informaron fuentes allegadas a este rotativo.

A pesar del peligro que representan, los préstamos son muy solicitados por los vendedores, debido a que no requieren de mucho trámite, no les piden avales y la “plata” se entrega “friendo y comiendo”, pero esta transacción hecha al margen de la ley, puede resultar mortal si el receptor tiene un retraso en la paga.

Según las autoridades, los prestamistas colombianos están relacionados al crimen organizado transnacional.

Las unidades de investigación “olfatean” de cerca a los trabajadores de la red que opera y mueve el billete de esa forma y está compuesta por unos 23 colombianos, que al parecer tienen residencia en el país, estos viajan seguido a Colombia y Guatemala.

Se presume que los líderes de la organización criminal, forman parte de uno de los carteles conocido, como “Los Rastrojos”, quienes desde el 2002 iniciaron operaciones en su país, aunque algunos de los miembros fueron capturados en el 2012, se presume que las células de la estructura operan en Centroamérica. En algunos países de la región cobran extorsión, realizan secuestros y asaltos, pero en el caso de Honduras, lo utilizan principalmente para el lavado de activos, según las líneas de investigación.

Alrededor de siete grupos de colombianos están operando en más de ocho ciudades, principalmente, en los mercados y sus alrededores; sin levantar sospechas, tienen señuelos, que son mujeres quienes ofrecen los préstamos sin mayor garantía para ellos, pero para los que solicitan los mismos pagan con sangre los retrasos, algunos aducen que tienen oficinas, pero con direcciones falsas de sus “empresas de maletín”.

Algunas de ellas operan en el centro de la capital, ofrece terrenos con financiamientos atractivos y de fácil pago en los préstamos, son solares ubicados en invasiones, la gente cae en la trampa, pero si no cumplen con la cuota que pactaron así como la hora, comienza el acoso, la intimidación y las represalias contra los deudores y familiares.

Es importante mencionar que los hombres y mujeres, tanto hondureños, como colombianos, caminan fuertemente armados y custodiados por supuestos mareros para evadir la justicia y cualquier sorpresita que les tengan preparada sus deudores.

En la capital, todavía la red de prestamistas no se posiciona en el mercado Zonal Belén de Comayagüela, de acuerdo a las investigaciones, están en negociación por lavar el dinero, a través de los locatarios que se ganan la vida a diario poniendo a la venta los diferentes productos y que, en muchos casos, recurren a obtener el dinero fácil, a través de los jugosos préstamos, que son tentadores a la necesidad.

De acuerdo a uno de los testimonios de un locatario de la capital, quien por cuestiones de seguridad omitió su nombre, contó a detalle que prestamistas tienen el apoyo de las banderas de la “mara”, quienes aparte de cobrar “la renta”, observan a los que mueven la droga, conocen a cada uno de los vendedores que están ahogados por las deudas, porque no pueden pagar la mercadería fiada, no venden nada y abren sus puestos sin tener, ni un peso en la bolsa. Estas son las víctimas de esta red porque tienen las condiciones para agarrar el dinero sin condiciones y lavarlo a través del comercio.

“Las banderas les avisan a los prestamistas, quienes se presentan a tentar a los vendedores ahogados de deudas y les ofrece una salida fácil, pero que puede conducirlos a la muerte, en un abrir y cerrar de ojos”, detalló.

Asimismo, agregó, que los que llegan a ofrecernos los préstamos son gente de acá, nos apuntan en una lista y nos dicen cuánto ocupamos y a qué interés tenemos que pagarlo; después de llamar al que les aprueba el préstamo, van a traer el dinero y luego solo firmamos, el cobro, que es diario.

“Algunos de los vendedores trabajamos con la banca solidaria, pero otros que venden poquito y no pueden levantar el negocio, por lo que sí y sin mucho trámite, nos ponen dinero contante y sonante, sin tanto papeleo”, continuó el comerciante, quien cuenta con una tienda de ropa y calzado, en uno de los mercados de Comayagüela.

Otro de los comerciantes, que tiene una distribuidora de productos de limpieza en Comayagüela, presentaba una emergencia “me salió un negocio con una mercadería salvadoreña que obtendría una buena ganancia si la compraba en ese momento, por lo que hablé con un amigo, quien me puso en contacto con uno de los colombianos que me prestaría el dinero para que lograra el negocio”.

“En la llamada me dijeron que la broma, si me retraso en las cuotas, me va costar más caro, pagaría una parte con sangre y les quedaría debiendo por lo que recuperarían ese dinero a toda costa, por lo que mi familia no se salvaría de la deuda”, contó don Jaime al escuchar aquel hombre con acento colombiano quien puso las reglas de cómo es el negocio de los préstamos con ellos.

“Me mandaron a una mujer para que firmara un papel, ella me entregó los 500 dólares (unos 11 mil lempiras), mismo que al final pagué 550 dólares, al final de mes, me pusieron fecha y hora límite para pagar porque si me pasaba un minuto comenzarían con las intimidaciones”.

GONZALO SÁNCHEZ CRIMINÓLOGO
Hay que verificar si están registrados como prestamistas
Es así, que el profesional del Derecho y especialista en criminología, Gonzalo Sánchez, expresó que el crimen organizado se introduce a negocios que son permitidos por la ley, tal es el caso de los préstamos; deja en duda del por qué los colombianos están en Honduras prestando dinero, “no me puedo aventurar a decir la razón”.

Actualmente, prestar dinero es una actividad lícita en el comercio, pero ya pasar del interés legal de lo que determina la ley, incurre en usura.

Considera que los cuerpos de investigación deben de estar atentos aunque, sino existe denuncia es difícil, pero podrían indagar en ese tema, porque pueden estar prestando dinero a un interés más bajo que los bancos, como una de las cientos de maneras que utiliza el crimen para lavar activos.

Ahora bien, hay que conocer las condiciones o restricciones que estos les detallan a sus clientes, si no cumplen con el compromiso de pago que adquirieron al tomar el préstamo.

Hay que investigar si las personas que están prestando dinero a los mercaderes están constituidas como prestamistas, pormenorizó.

CCIT
Hay competencia desleal al comercio formalizado
El sector de la economía informal se caracteriza por acceder a crédito alto, lo que amerita crear mecanismos que permitan a los emprendedores legalizarse para salir de ese círculo vicioso expresó el director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Enrique Medina.

“Los créditos al sector informal son bien altos en la tasa de interés debido a la percepción de riesgo que hay para el prestamista. La solución mediata es la formalización porque legalizados pueden acudir a una cooperativa o financieras o banco”.

Medina considera que en el fondo existe un problema de competencia desigual, porque los comercios informales no pagan impuestos, mientras que los emprendimientos legalizados tienen que cargar con el peso de los tributos.

Además, con la formalización se reducen otros fenómenos como el contrabando, porque la CCIT “instamos a estos empresarios a que pasen a un régimen formal”, asimismo, que en el caso de quitar préstamos a tasas elevadas “los informales son los menos beneficiados e impacta en las utilidades que puedan tener”.

ECONOMISTA
Fiscalía y CBNS deben actuar
La Fiscalía y los entes reguladores del sistema financiero son los llamados a atacar el problema de los préstamos fuera de la ley sostiene el economista y exfuncionario del Banco Central de Honduras (BCH), Claudio Salgado.

“De acuerdo a la ley se puede prestar dinero y no hay ningún problema; es un contrato entre partes y la tasa de interés puede ser negociada porque la ley contra la usura quedó derogada” a partir de 1992.

Entonces “los agiotistas se valen, el problema es si obtuvieron recursos de terceros y lo prestasen, pero en este caso ellos están prestando su propio dinero”, pero recalca que estos prestamistas al operar desde la clandestinidad, corresponde actuar al Ministerio Público.

Recalcó que la Comisión Nacional de Bancos y Seguros junto a la Fiscalía son los llamados a regular este tipo de actividades financieras.

GREMIO
Es una cuestión de oferta y demanda
Desde el gremio de los economistas el fenómeno de los préstamos a elevadas tasas de interés se ve desde la perspectiva de la libertad de empresa donde la oferta y la demanda juegan un papel importante.

El presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Julio Raudales argumenta que “si hay gente que está prestando dinero aquí en el país, es porque existen personas que están requiriendo de estos préstamos, que por alguna razón no lo pueden conseguir en el sector financiero”.

“También creo que la gente que presta se debe acoger a la legislación, y si hay personas extranjeras o nacionales que lo están haciendo fuera del marco de la ley, es importante que se les sancione”.

Agrega que una de las razones porque florece este tipo de actividades podría ser debido a los “costos demasiado elevados de la banca y eso hace que las tasas de interés o requerimientos sean onerosos”.

FOSDEH
La inaccesibilidad al crédito facilita usura
En opinión del analista del Foro Social para la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Jorge Henríquez la inaccesibilidad al crédito es uno de los factores que promueve el comercio de las financieras ilegales que operan a nivel nacional.

“Lo que pasa es que el acceso al crédito es difícil, un poco por las regulaciones y las centrales de riesgo u otros documentos lo cual hace difícil para las personas emprendedores de los niveles más bajos”.

“Ante eso aparecen los usureros, que en este caso, se habla de ciudadanos colombianos que habría que ver cuál es su estatus migratorio y cuál es su participación pues se habla de intereses leoninos de diez por ciento diario”.

Añade que el problema no solo viene de fuera, al explicar que existen prestamistas nacionales que recorren los mercados de las principales ciudades del país ofreciendo dinero “para el día a día, al final el usuario trabaja para pagarle a esta gente”.

SÉPALO:
A pesar de que en su momento el Presidente de la República, denunció que en los mercados una red de prestamistas de origen colombiano estaban prestándoles dinero a los comerciantes cobrándoles altas tasas de interés, la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), no actúa sino hay denuncia y Migración se tira la pelota que quien debe darle seguimiento a los extranjeros es La Policía.
DATO:
La mayoría de las que van a cobrar son mujeres hondureñas jóvenes, que no levantan sospecha que andan haciendo los cobros de los intereses o del total de la deuda, además ofrecen préstamos en el Centro de Tegucigalpa.
ENTÉRESE:
La red de prestamistas no deja cabo suelto por lo que es difícil demostrar el delito de usura, por lo que las investigaciones apuntan a procesarlos por las amenazas y agresiones que le hacen a sus clientes para hacer efectivos los pagos.
DETENIDOS
En 2014 fueron detenidos en el aeropuerto Toncontín de la capital a Wilmer Dubón Monsalve Mercado y Janeth Marina Monsalve Mercado llevaban más de 29 mil dólares al momento que pretendían viajar a Medellín, Colombia y no reportaron ese dinero.

En SPS en ese mismo año, detuvieron a Ricky Carrasquilla Suárez con casi 60 mil dólares cuando intentaba abordar un avión directo a Colombia.

En 2015, fueron acusados por el delito de lavado de activos a los colombianos César Abel Niño Chivita y Samuel Augusto Bautista Hernández quienes dentro de una mochila llevaban 150 mil dólares distribuidos en cinco paquetes, que estaban escondidos en el asiento trasero de un vehículo, ellos se conducían con rumbo a la colonia Los Alpes en SPS.

profilepic_mas/img/whatsapp.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Whatsapp
Suscríbete
profilepic_mas/img/telegram-2021.jpeg
Recibe La Tribuna PDF en tu Telegram
Suscríbete
profilepic_mas/img/tribuchat-2021.jpeg
Recibe más servicios con nuestro Tribuchat
Suscríbete
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América