La ciudad-bosque

MC
/ 8 de octubre de 2017
/ 01:57 pm
Síguenos
01234

Más

La visión del arquitecto italiano Stefano Boeri, denominada  ‘Vertical ForestING’ (forestación vertical), edificando torres elevadas fusionadas con árboles,  ha echado raíces y comienza a expandirse por el mundo.

Tras su primer rascacielos ‘Bosco Verticale’ edificado en Milán (Italia) y otros proyectados para Lausanne (Suiza), Utrecht (Países Bajos) o Nanjing (China),  el estudio de Boeri ha dado un gran salto al aplicar el concepto del ‘Vertical ForestING’ a una ciudad entera, que también se edificará en el gran gigante asiático.

La primera ciudad-bosque que combatirá la  contaminación del aire ha comenzado a hacerse realidad, ya que su plan maestro ya está en marcha y la construcción propiamente dicha comenzará antes de 2020, informa a Efe el estudio Stefano Boeri Architetti,  SBA, (www.stefanoboeriarchitetti.net).

DESCONTAMINACIÓN NATURAL Y ENERGÍAS LIMPIAS

Esta ciudad-bosque se edificará en el norte de Liuzhou, en la zona montañosa de Guangxi, situada en la parte meridional de China, y cubrirá un área de 175 hectáreas a lo largo del río Liujiang, según SBA, que ha proyectado esta urbe verde por  encargo de la oficina de planificación urbana de este este municipio con nivel de prefectura y 1,4 millones de habitantes.

Una imagen infográfica de cómo quedará la Liuzhou Forest City (Liuzhou, China). Foto: Stefano Boeri Architetti

Esta ciudad donde todas las construcciones estarán enteramente cubiertas por plantas y árboles, acogerá a 30.000 personas, según SBA.

Además se calcula que absorberá casi 10.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2), así como 57 toneladas de partículas contaminantes por año y producirá aproximadamente 900 toneladas anuales de oxígeno, una vez terminada y en funcionamiento, de acuerdo a sus proyectistas.

La nueva ciudad verde, estará enteramente cableada para el uso de nuevas tecnologías, se conectará a Liuzhou a través de una línea de raíles para convoyes eléctricos rápidos, y contará con varias áreas residenciales, espacios comerciales y recreativos, dos escuelas y un hospital, añade este estudio.

Según el arquitecto Boeri, la ciudad-bosque de Liuzhou tendrá todas las características de un establecimiento urbano autosuficiente en materia de energías renovables.

Infografía según el proyecto del estudio italiano de la Liuzhou Forest City (Liuzhou, China). Foto: Stefano Boeri Architetti

Este complejo dispondrá de energía geotérmica para su climatización interior, así como de paneles solares sobre sus techos, apunta.

Pero la gran innovación de este proyecto es la presencia de plantas y árboles en todos y cada uno de los edificios, de todos los tamaños y para todo tipo de funciones, señalan desde este estudio milanés.

La Liuzhou Forest City acogerá un total 40.000 árboles y casi un millón de plantas de más de 100 especies, según anuncia SBA.

Esta cubierta vegetal contribuirá a mejorar la calidad del aire y disminuirá la temperatura media, creando barreras  naturales contra el ruido y mejorando también la biodiversidad de la fauna, al proporcionar un nuevo hábitat para las distintas especies de aves, insectos y animales pequeños que habitan el territorio de Liuzhou, según SBA.

Una imagen de cómo quedará la Liuzhou Forest City (Liuzhou, China). Foto: Stefano Boeri Architetti

NACERÁ EN 2020

Por primera vez en el mundo, un asentamiento urbano innovador combinará la autosuficiencia energética, el uso de energías renovables, aumentará la biodiversidad y reducirá la contaminación del aire, gracias a la multiplicación de las superficies urbanas vegetales y biológicas, informa SBA a Efe.

“El Vertical ForestING (VF) es un proyecto de supervivencia ambiental urbana, para aumentar la masa forestal y la biodiversidad, reducir la contaminación y el consumo de energía, desmineralizar las superficies en las ciudades, creando un nuevo ecosistema consistente en torres para árboles habitadas por seres humanos”, explica el arquitecto Stefano Boeri.

El primer ‘bosque vertical’ proyectado por Boeri fue inaugurado en 2014 en Milán, en la zona de Porta Nuova Isola, y se compone de dos torres residenciales de 80 y 112 metros de altura, que albergan 480 árboles grandes y medianos, 300 árboles pequeños, 11.000 plantas perennes y 5.000 arbustos, según SBA.

Una imagen del edificio Bosco Verticale (Milán, Italia). Foto: Paolo Rosselli.

“Hace unos años nos planeamos replicar el modelo VF de Milán en otras partes del mundo sumándole el desafío de multiplicar veinte, treinta o cincuenta veces la capacidad e impacto medioambiental de los rascacielos o bosques verticales, hasta que en 2015 surgió la posibilidad de hacerlo a través de la ciudad-bosque de Liuzhou”, añade.

“Liuzhou Forest City tendrá un impacto medioambiental decenas de veces mayor que el de nuestro ‘bosque vertical’ construido en Milán y otras torres similares proyectadas para otras partes del mundo”, señala Boeri.

El arquitecto Boeri confía en que “esta experiencia servirá de referencia para animar a cada vez más arquitectos, planificadores urbanísticos, administraciones públicas y autoridades políticas a implementar, mejorar y multiplicar la construcción de nuevas ciudades-bosque en China y otras partes del mundo”.

Bosco Verticale (Milán, Italia). Foto: Paolo Rosselli.

Por Daniel Galilea.
EFE/REPORTAJES

©2023 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América