Piden a OEA rectificar informe falaz sobre transmisión de datos

MC
/ 20 de diciembre de 2017
/ 04:20 am
Síguenos
01234

Más

El propietario de la empresa Dale Vukanovich, encargada de la transmisión de resultados de las elecciones en Honduras, Theodore Dale Vucanovich, pidió ayer martes a la Organización de Estados Americanos (OEA), rectificar su informe sobre las elecciones generales del pasado 26 de noviembre.

En conferencia de prensa, el experto peruano cuestionó el documento del organismo regional por “sesgado” y sin sustentos técnicos en sus hallazgos a la vez que insistió que el auditor que envió el organismo traía otra agenda.

“Con todo el respeto que se merece, el secretario de la OEA, Luis Almagro, él ha recibido un informe que no es correcto y por eso es de hombre rectificar las cosas que no están correctas”, dijo el experto.

“No podemos permitir que un informe con conclusiones cerradas y quizás con motivaciones que no conocemos, sean capaz de dañar la imagen mía y de mi empresa, no solamente eso, sino que dañar severamente el proceso electoral en Honduras”, agregó.

En su comparecencia, invitó a la OEA a que asuma sus propias palabras de respetar la decisión del pueblo y advirtió que se reserva las acciones legales por los daños y perjuicios que le ha provocado a su imagen personal.

Dale recalcó que la base de datos antes y después del incidente no se movió nunca de su sitio y retó a la OEA a verificar nuevamente estos extremos con expertos independientes.

El experto compartió con la prensa un mensaje de WhatsApp del pasado 7 de diciembre que le envió al jefe de los observadores de la OEA, el expresidente boliviano Jorge Quiroga pidiéndole una auditoría del proceso, como ocurrió posteriormente.

Sin embargo, recalcó que el experto que envió el organismo se negó en todo momento a revisar la base de datos, a pesar que ese es el paso elemental de todo auditor y hasta de un bachiller de informática.

Al final de la comparecencia, Dale repartió un comunicado en respuesta al informe de la OEA y que se detalla a continuación:

“Respuesta de la empresa encargada del procesamiento electoral, ante el informe de la OEA sobre las elecciones generales 2017

En el comunicado de la Secretaría General de la OEA sobre las elecciones en Honduras del 17 de diciembre de 2017*, esta organización indica, entre otras aseveraciones, hallazgos sin sustento, así como observaciones que no corresponden al objeto principal de la verificación de la integridad de la base de datos, ante los hechos ocurridos el día 29 de noviembre durante el proceso de elecciones generales 2017.

Al respecto, manifestamos que:

1.- Inexplicablemente el informe de la OEA hace mención de estos temas sin haber:

  1. Accedido a la base de datos, lo cual es fundamental para determinar el impacto de cualquier intrusión en los resultados. Afirmamos enfáticamente que la base de datos no fue alterada en ninguna instancia y si el técnico de la OEA hubiera hecho su trabajo de análisis forense de la base datos, hubiera determinado que de ninguna manera hay eventos que afectaron el proceso electoral y más bien los registros de logs de la base de datos (no revisado por el auditor), hablan bien de la seguridad implementaría, habiendo resistido ataques cibernéticos (virus, bots, etc.) y no ha sido violada su integridad en ningún momento.
  2. En todo momento se puso a disposición de la OEA la base de datos, fuente principal, para que efectúen todas las pruebas necesarias y así opinar con certeza sobre si esta fue adulterada. Inexplicablemente, el técnico de la OEA rechazó nuestro ofrecimiento y así llegó a conclusiones erróneas.

2.- Acorde normas internacional de auditoría, el auditor debe basar sus conclusiones en evidencia que sea relevante y confiable. Al no acceder a la base de datos, ni validar con pruebas suficientes su integridad, la “evidencia” que lleva a la OEA a hacer sus equivocadas conclusiones sobre la integridad del sistema de cómputo, se aparta de las normas de alcance mínimo y por lo tanto obedecen a apreciaciones no comprobadas y solo supuestas.

3.- El trabajo encomendado a Dale Vukanovich fue del procesamiento de las actas una vez estas sean transmitidas de las MER y/o del Infop. Este trabajo se hizo en forma oportuna y correcta, y el TSE, tuvo la información en línea y en tiempo real a medida que las actas llegaban al TSE y eran transcritas. Al no haberse vulnerado la base de datos, los resultados que se divulgaron corresponden exactamente al procesamiento seguro de las imágenes de las actas recibidas: como bien se ha comprobado con organizaciones externas como la misma OEA, la Unión Europea y los propios partidos políticos.

4.- Si la OEA persiste en hacer aseveraciones no comprobadas, carentes de fundamento y de respaldo técnico acorde a normas internacionalmente reconocidas, nos reservamos el derecho de tomar las acciones en las instancias que correspondan para defender y preservar nuestro buen nombre.

  • Sugerimos que la OEA enmiende las irregularidades y deficiencias en el informe de auditoría presentado, el no hacerlo, contribuirá a generar más dudas, por los supuestos presentados, que no tienen un sustento real y verdadero.
  • Finalmente, coincidimos plenamente con el secretario general de la OEA que el pueblo hondureño no merece actitudes ni pronunciamientos irresponsables, merece las máximas garantías. En este espíritu es que invitamos a la OEA a asumirlas.

Theodore Dale Vukanovich
Procesamiento y divulgación de resultados

“Caída del sistema o agenda oculta”

 

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América