Entre “iluminados y notables” ¡solo los extraterrestres nos salvan!

MC
/ 11 de diciembre de 2018
/ 12:38 am
Síguenos
01234

Más

Por Boris Zelaya Rubí

Iluminado: Persona que se cree inspirada por un poder sobrenatural para emprender una acción, predecir un acontecimiento, etc., o que cree estar en posición de la verdad absoluta y tener conocimientos superiores a los de los demás.

Los iluminados de nuestro patio (los mismos desde hace años y como los han bautizado popularmente: presidentes frustrados) sumados a los enviados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), están reclamando gobiernos integrados y consultas al pueblo previo a las elecciones generales (disfrazando su intención de una Constituyente) con mensajes velados dirigidos al Presidente para que interponga su renuncia.

El Ejecutivo que por mandato del pueblo en elecciones generales ejerce la dirección de la nación, lo hace con gente de su partido y personas de su absoluta confianza, cediendo algunos cargos a los opositores, para cumplir con la orden constitucional de conformar un gobierno integrado con miembros de diferente ideología.

Nos han enviado notables para ayudar a depurar las instituciones, principalmente del Estado, de la corrupción que nos mantiene según los últimos acontecimientos, como un país con políticos cuyo principal objetivo ha sido saquear las arcas, dejando en ridículo a los personajes que han ocupado la Presidencia en diferentes períodos de gobierno, por haber ignorado el robo en las instituciones estatales, dejando como cómplices involuntarios a los máximos dirigentes. Los culpables fueron los encargados de vigilar que no se realizaran actividades ilícitas por delincuentes “de cuello blanco” que hasta el día de hoy se jactan de ser de origen noble o de rancio abolengo, y por supuesto ¡intocables!

Los “todólogos” o sabiondos, están recomendando al Presidente que haga una restructuración a nivel de altos funcionarios, acción que ya había anunciado el mandatario. Pareciera que se les “quema la miel” por integrar el gabinete, según ellos para hacerle el favor a la patria con su elevado cacumen. “El poder político es el éxtasis supremo de la vida. Un individuo no puede dormir, comer o fajar durante 24 horas al día, pero sí puede sentirse poderoso todos los minutos de todos los días”.

Los iluminados y los extranjeros son los “únicos” que pueden sacarnos las castañas del fuego, no aceptan la existencia en Honduras de compatriotas con méritos y trayectorias limpias, para ocupar cargos en la administración pública que al contrario de ellos, nunca han sido rechazados en elecciones por sus propios correligionarios y no son políticos de radio, como les decimos ahora “come micrófonos”, y los extranjeros que tampoco lograron ser tomados en cuenta para ocupar la presidencia de sus países ¡por favor! dejen que nuestros políticos arreglen sus problemas, sin provocar que mercenarios tarifados incendien el país, haciendo sufrir a las personas más pobres por ser más susceptibles a caer en las garras de los mentirosos, que les dan dinero para saciar el hambre de un día por gritar, tirar piedras y quemar buses.

Mientras los medios no paran de repetir las fórmulas mágicas de los iluminados para salir del subdesarrollo, el gobernante debería cumplirles sus sueños, usarlos como “consejeros”, encerrarlos a todos en una sola oficina y pagarles sus servicios, “es mejor comprarles el silencio que mantenerlos de enemigos generadores de violencia”. Según ellos, sin su aportación, no podremos convertirnos en una potencia económica (¿?) nosotros agregamos: solamente que vengan “extraterrestres” y nos enseñen sus adelantos científicos y por supuesto ¡que no se alimenten de carne humana! Nos pondrían el punto final a nuestros problemas, aunque no sería nada extraño la sobrevivencia de algunos políticos nuestros que tienen veneno en el cerebro, considerándolos tóxicos y tan dañinos hasta para los seres de otras galaxias.

Al iluminado excatedrático de la universidad le recomendamos parar de insinuar como solución, que los garantes de la Constitución intervengan ¡lo tiene loco la ambición! necesita urgentemente un tratamiento psiquiátrico, se lo recomendamos al doctor Uclés, tal vez le pone una camisa con amarras en la espalda, para que termine de lanzar críticas y malos augurios sin fundamento.

De rodillas solo para orar a Dios.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América