“FAKE NEWS Y PERIODISMO”

MC
/ 12 de diciembre de 2018
/ 12:41 am
Síguenos
01234
“FAKE NEWS Y PERIODISMO”

Más

A propósito del aniversario de LA TRIBUNA y del editorial reseñando a gruesas pinceladas el recorrido del periódico por la historia de Honduras informando, educando, orientando, entreteniendo, denunciando, reclamando, concientizando, alentando hacia el horizonte de esperanza de la Patria al amplio universo de los que constituyen el alma y el espíritu del quehacer nacional, un amigo lector, a su cálido mensaje congratulatorio nos acompañó un artículo y la siguiente reflexión. “Explica por qué el periódico es baluarte de la libre emisión del pensamiento como la necesidad de la sociedad de contar con una prensa objetiva e independiente”: Reproducimos a continuación extractos del artículo: “Los especialistas están de acuerdo que las “fake news”, las noticias falsas, siempre han existido”. “Lo que hace una diferencia radical con el pasado es la existencia de las redes sociales que las difunden de manera masiva y de forma intensa.

“Las nuevas tecnologías permiten que se potencie la distribución de las noticias falsas y que éstas se posesionen del espacio de las redes sociales”. “Muy pronto dominan la conversación con alto rédito para obtener el propósito que se ha fijado quien la difunde”. “En la era de la post verdad las “fake news” van dirigidas a audiencias, cada vez más grandes, que quieren creer en eso que es falso”. “Así se sienten confirmadas en sus prejuicios”. “La verdad no les interesa e incluso les estorba”. “La democracia se ve vulnerada e incluso en peligro de existir en la medida que las noticias falsas avanzan y se consolidan como la información dominante”. “Los ejemplos que dan cuenta de esta realidad se multiplican”. “Los especialistas coinciden en señalar que el único antídoto a las ‘fake news’, es el periodismo de calidad”. “Un periodismo riguroso capaz de siempre identificar el origen de la información”. “¿Quién da la información y por qué? Son dos preguntas claves que todo periodismo de calidad debe responder. De eso depende utilizar o no la información. No hay atajo. Siempre se debe hacer”. “Así, la comprobación y la contrastación de la información, responsabilidad fundamental del buen periodismo, implica que en ocasiones la información se publique tarde. Es un costo que debe pagarse. Lo otro es irresponsable”. La conclusión del análisis es la siguiente: “El fortalecimiento de la buena prensa tradicional, a pesar de sus defectos y debilidades, es la primera línea de combate contra las falsas noticias. La sociedad debe trabajar para fortalecerla”.

Lo anterior es exacto. Fue desarrollado por Zygmunt Bauman, uno de los más influyentes pensadores contemporáneos y referente del debate sociopolítico, en su libro “La Modernidad Líquida”, –término acuñado por el autor– como en otras de sus obras reputadas. Examina, desde la sociología, los conceptos básicos que explican la licuefacción de la sociedad de hoy, caracterizada por relaciones impersonales, desinformadas, superficiales, efímeras. Junto a Ulrick Beck y su “segunda modernidad” se sumergen en el análisis de ese nuevo fenómeno, las “categorías zombis” y de las “instituciones zombis”, que están muertas y todavía vivas. Digamos, como los zombis que en sus burbujas pasan en eterna búsqueda de divagación como escape al mundo real que conciben como amenaza a su comodidad o a su holgada existencia. Hipnotizados en sus aparatos digitales, no cultivando el intelecto, o educándose o informándose, sino en procura de placeres insatisfechos y de insaciable entretenimiento.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América