Solución para evitar más abusos de rapiditos y taxis

MC
/ 14 de diciembre de 2018
/ 12:31 am
Síguenos
01234

Más

Por Carlos Medrano
periodista

Frente a la ineptitud de la autoridad de Tránsito por poner orden y evitar los abusos y atropellos de los taxistas y rapiditos en todas las calles de las principales ciudades, los ciudadanos debemos unirnos para controlar a muchos “salvajes” que conducen estos automotores.

Es fácil, solo se necesita voluntad política y tecnología y les explicaré como se puede castigar a los conductores que se paran donde les ronca la gana, se saltan medianas, provocan filas con tal de montar a ciudadanos urgidos de transporte y hacen competencia como “alma que lleva el diablo” en plenos bulevares sin ninguna vigilancia.

Lo que tiene que hacer la Policía de Tránsito o ese nuevo elefante blanco denominado Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), es premiar al conductor o ciudadano que con su celular le haga video a el taxista o busero que esté cometiendo una infracción vial.

Ese video debe ser enviado a un Call Center asignado por la autoridad con todos los sistemas de seguridad del caso, y que este video sea suficiente prueba para detener y castigar a ese individuo.

Es así que si el “orate” se detiene en un lugar donde no sea el autorizado por la ley, fuera de la bahía, por ejemplo, el ciudadano deberá estar presto para iniciar un video de uno o dos minutos, evidenciando la falta, además apuntándole a la placa del rapiloco, y después mandarlo a ese número especial donde se proceda a hacer la respectiva esquela y enviársela al conductor infractor.

Ese video quedará registrado y el propietario del número celular deberá recibir un premio “al buen ciudadano”, que sería en metálico y con un reconocimiento público que resalte el valor de los hondureños en su afán de resolver la crisis que agobia a las calles de las grandes ciudades.

Solo así corregiremos a estos conductores que con toda la impunidad del caso han hecho de las calles un potrero, ocasionando accidentes, atropellos e irrespeto por todos lados.

Debemos unirnos todos para ayudarle a la autoridad, que se ha visto sobrepasada por tantas infracciones y denuncias, pues todos somos culpables de dejar que estos inescrupulosos conductores violen la ley sin que no pase nada, de tal manera que ahora deberemos unirnos y hacer algo por corregir esta selva.

Con ingenio y utilizando la tecnología que la tenemos en la mano como es la telefonía celular, podremos volver las calles de las principales ciudades en lugares con mayor convivencia, más armoniosas, menos estresantes y donde avance el desarrollo y el respeto.

El fondo semilla para premiar a los buenos ciudadanos que manden los videos de los infractores podría salir del pago por licencia y lógicamente este fondo cada vez se requerirá menos, ya que los premios por denuncias irán descendiendo debido al temor de los maleducados conductores de ser detectados infraganti cometiendo una falta vial.

La mayoría de los conductores no han recibido ni las más mínimas normas de educación, mucho menos educación vial y eso se refleja en su manera de conducirse como personas.

Ahí, los dirigentes y dueños del transporte tienen mucha culpa en esta problemática, ya que se han dedicado a contratar a cualquier vago, para no pagarles lo suficiente.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América