Honduras: la fiesta continúa

MC
/ 16 de diciembre de 2018
/ 07:49 am
Síguenos
01234

Más

A mis colegas y amigos  de la UPNFM,
otra forma de decirles gracias

                                                                                               Rubén Darío Paz [1]

Casi al finalizar el mes de junio en numerosos pueblos de Honduras se realizan las celebraciones en honor al apóstol San Pedro, revisten  particular interés las diferentes actividades que se llevan a cabo en la ciudad de San Pedro Sula, por ser la ciudad que representa el mayor eje de desarrollo económico  del país. Su amplia planificación y publicidad traspasa las fronteras patrias.

Celebran a San Pedro, en el atractivo municipio de San Pedro de Zacapa y Nueva Celilac, en Santa Bárbara. En este último, hasta hace pocos años realizaban el “Festival de la Tuza”. Singular interés despierta este  pueblo, por el grupo de músicos “caramberos”, que desde su talento han alcanzado renombre. Sin embargo es una vergüenza que a la fecha la iglesia del “Viejo Celilac”,[2] se siga cayendo en pedazos, y con ello se pierde una reliquia del patrimonio histórico colonial, de uno de los tantos pueblos que fueron afectados por la epidemia del cólera morbus [3]a mediados del siglo XIX.

Siempre en el occidente de Honduras el municipio de San Pedro Copán antes conocido como “Llano Largo”,  celebra su feria, ahora con calles asfaltadas, iglesia remozada  y un vistoso parque.

Ya en la región central, Yorito que entre sus aldeas tiene a Luquigüe,[4]  posee una de las iglesias coloniales emblemáticas del país, y  al igual que la del “viejo Celilac”, lucen casi abandonadas, y si no fuera por algunas iniciativas locales, ya se hubiesen perdido totalmente. El centro urbano de Yorito en cambio, luce mejor y su fiesta  convoca a numerosas vecinos,  aunque su carretera central por largas temporadas resulta intransitable.

Apacilagua, que junto a Orocuina siempre son  noticia por los embates del caudaloso río Choluteca y últimamente por ser los máximos exponentes del cultivo de la Okra. El primero  celebra a San Pedro con una fiesta modesta, pero con la algarabía y participación  que despiertan numerosos “conjuntos de cuerdas. Su iglesia exhibe un plano sencillo y su altar muestra escasas imágenes de “yesería guatemalteca”. Más interés  despierta el amplio palacio municipal de Apacilagua, que nos recuerda la típica casona provinciana de finales del siglo XIX y que se adapta a las condiciones climáticas inestables que en las últimas décadas se han vuelto más extremas.

Algunos investigadores sostienen que cuando se creó la Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto, y que terminó consolidándose en la actual UNAH.  El padre José Trinidad Reyes, recomendó que la institución tuviera a San Buenaventura como su santo, quizás basándose en la ejemplar  vida de estudioso que caracterizo a dicho personaje. El 15 de julio el municipio  de San Buenaventura, celebra su feria patronal en honor a dicho santo. Hasta hace algunos años  en los objetos antiguos de la UNAH y que se guardaban cerca de la antigua Rectoría, figuraba una escultura en bulto de San Buenaventura.

El 16 de julio de cada año en el municipio de El Negrito en Yoro y Santa Fe en Colón celebran a la virgen del Carmen. Exclusivo interés despiertan los garífunas en  Santa Fe, cuando al ritmo de tambores realizan una serie de danzas en honor a su patrona, mientras pasean la imagen en la calle principal del municipio.

El 22 de julio en uno de los denominados “pueblos de la frontera”, perteneciente a Intibucá, se celebra a la virgen de Magdalena, en el municipio de igual nombre.

La advocación de Santiago Apóstol, de enorme relevancia para el mundo católico y para  ello se ha erigido una serie de iglesias y catedrales. Incluso algunas ciudades entre España y América se denominan Santiago.

En Honduras el 25 de julio le festejan Yoro,[5] La Jigua (Copán) Camasca (Intibucá), Lepaterique (Francisco Morazán) Lepaera (Lempira),  Santa Elena y Santiago Puringla en (La Paz). Este último municipio localizado en lo que sería una  breve meseta, ha experimentado cambios importantes en su infraestructura, tanto que ya podría insertarse como oferta turística. Puringla, es productor de café de altura, con una plaza comercial significante y sobre todo con bosques primarios bien conservados.

Las celebraciones en honor a la virgen de Santa Ana se llevan a cabo el 26 de julio, y en ellas se  registran festividades trascendentes, sobre todo en una de las ciudades más limpias y pintorescas de Honduras como es el caso de San Marcos, Choluteca. Importante centro productor de lácteos y sus derivados, con un casco urbano que desde su arquitectura provincial, podría formar parte de una oferta turística. Las fiestas en honor a Santa Ana en San Marcos,  se festejan con desfiles de caballos sin faltar las toreadas. Meámbar y La Libertad en Comayagua también celebran a Santa Ana.

El caso de La Libertad, sus pobladores desde hace muchos años vienen luchando por obtener el merecido título de ciudad. Cuenta con una buena infraestructura, una gran producción de café y un álgido comercio, y ahí convergen los municipios vecinos. Para esas fechas del 26 de julio en adelante, igual celebran fiestas en Santa Ana, La Paz, Yauyupe, El Paraíso, Santa Ana de Yusguare en Choluteca  y San Francisco de Coray en Valle.

En Olancho, el municipio de Campamento, sacando provecho como puerta de ingreso a su departamento y las pertinentes iniciativas locales le  han convertido en el tercer polo de desarrollo, superado únicamente por Juticalpa y Catacamas. Las fiestas en honor a Santa Ana revierten particular interés sobre todo por las exposiciones ganaderas. En las cercanías de Tegucigalpa y rumbo a Ojojona, el municipio de Santa Ana, localizado en las cercanías de la meseta del Plan de la Bodega, lleva a cabo una tradicional fiesta basada en parte por la importante producción artesanal, que ha alcanzado renombre a escala nacional.

Las fiestas de julio se terminan festejando al fundador de la Compañía de Jesús, que por cierto sus sacerdotes se han convertido en el brazo intelectual de la iglesia de tendencia progresista. En Honduras, este santo se celebra en el insular municipio de  Roatán y en el municipio de  San Ignacio en  Francisco Morazán.

El 10 de agosto se celebra a San Lorenzo en la ciudad del mismo nombre, razón por la que sus habitantes erigieron una importante escultura que de alguna forma da la bienvenida a la ciudad. Este costero municipio en las últimas décadas ha experimentado logros importantes, con su infraestructura y desde sus recursos se le puede visualizar  como un polo de desarrollo del país.

Alubaren, quizás por su ubicación parece un tanto relegado, conserva una de las tres iglesias de Honduras construidas en piedra casi en su totalidad, ellos igual festejan a San Lorenzo.

Entre el 13 y 16 de agosto, La Iguala, Lempira. Opatoro La Paz, y Chinda en Santa Bárbara celebran a la virgen de los Ángeles. Este último municipio es uno de los participantes en el Guancasco que se lleva a cabo junto a Gualala e Ilama en Santa Bárbara. Es de considerar las anuencias en nuestros pueblos, pues el calendario litúrgico indica que la virgen de los Ángeles se festeja el 2 de agosto e incluso en la vecina Costa Rica, es fiesta nacional.

El 15 de agosto es dedicado a la virgen del Tránsito y para esas fechas en Honduras están de feria los siguientes pueblos.  Santa María, La Paz. Ceguaca, Santa Bárbara. Esparta, Atlántida, El Porvenir, Francisco Morazán, Jutiapa, Atlántida y Sonaguera Colón. Corquín en Copán. La Arada y Naranjito en Santa Bárbara. Pimienta, Cortés. Marcovia[6], Choluteca. Utila en Islas de la Bahía.

Puerto Cortés, convertido en el puerto más importante del caribe centroamericano, festeja la Asunción de Nuestra Señora, y para ello ha insertado desde hace varias décadas la “noche veneciana”, que no es más que un desfile de embarcaciones adornadas con esmero.

El municipio de Santa Elena en La Paz, festeja el 18 a la virgen de su mismo nombre.  El 23  del mismo mes Namasigüe, en Choluteca,  convertido desde hace algunas décadas como el municipio con mayor producción de semillas de marañón y sus derivados. Talgua Lempira, con un plano irregular, es  poseedor de una iglesia colonial que debe formar  parte de una ruta de arte religioso. Ahí también se rinden honores a San Bartolomé. El 28 de agosto, San Agustín, Copán, festeja su santo de igual nombre.

A lo largo del continente americano y más durante la época colonial se difundió el culto a la virgen de Santa Rosa de Lima, primera mujer reconocida por la iglesia católica como tal. En Honduras su nombre lo encontramos como municipio, en Santa Rosa del Aguán en  Colón que por cierto es una comunidad garífuna, con exuberantes paisajes pero con bajos indicadores de desarrollo humano.

En el occidente de Honduras, Santa Rosa de Copán, como ciudad patrimonial, destaca por su oferta turística, estados de tiempo agradables, más el empuje de una sociedad laboriosa y hospitalaria. La virgen de Santa Rosa, aquí tiene su Catedral y sus múltiples actividades festivas en su honor son referentes mágico-religiosos en la región occidental del país.

También celebran a Santa Rosa, municipios como El Triunfo, Choluteca, localizado estratégicamente en la zona sur de Honduras, con un comercio prometedor entre los pueblos aledaños y la vecina Nicaragua.

Asimismo, festejan Guaymaca en Francisco Morazán, que como municipio, en los últimos 15 años ha alcanzado logros importantes en los rubros de producción, infraestructura y comercio.

La Lima en Cortés, sigue siendo un referente de la economía de enclave del país. Sus fiestas son concurridas en parte por la proximidad con los distintos centros urbanos, con mucho empuje económico. La Másica en Atlántida igual celebra a Santa Rosa.

Extrañamente en Honduras no tenemos ningún municipio denominado San Ramón, aunque el nombre se encuentra disperso como aldea y caserío. Ya cerrando agosto en Villanueva, Cortés, se llevan a cabo las celebraciones en honor de San Ramón Nonato. Villanueva, ocupa uno de los primeros lugares en inversión maquilera.

Del 7 al 12 de septiembre el pintoresco municipio de  Dulce Nombre, Copán realiza su feria. El 10 de septiembre San Nicolás también en Copán, festejan a su patrón del mismo nombre. Bajo el entendido que además de café, tabaco y granos básicos este  municipio de geografía irregular, ocupa uno de los primeros lugares en la elaboración de cohetes, tanto que algunas familias ven en la cohetería su patrimonio. Hasta los eventos inimaginables en San Nicolás, Copán, se festejan con “pólvora”. A mediados de septiembre la virgen de las Mercedes, convoca a los feligreses de El Progreso, Yoro, quienes en los últimos diez años han venido organizando una serie de eventos inéditos, orientados a internacionalizar su feria patronal. Especial mención merece el pionero de las “Caravanas  de la Identidad”, impulsadas por  el empresario y fotógrafo Juan Bendeck, vecino de El Progreso. “Las Caravanas de la Identidad” han logrado entusiasmar a muchas comunidades e incluso a fomentar prácticas tradicionales que fortalecen nuestra cultura.

Veracruz, Copán. Aguanqueterique, La Paz. Mercedes, Ocotepeque, Trinidad, Copán, San Esteban, Olancho, Arenal Yoro.  Erandique en Lempira, quienes también celebran a San Sebastián en enero,  festejan como fiesta secundaría a la virgen de las Mercedes.

19 de septiembre se festeja a San Miguel.

Marcala, es el segundo centro poblacional y la mejor plaza comercial del departamento de La Paz. Goza de temperaturas agradables, pródigos bosques. Sus pobladores en su mayoría, exhiben rasgos indígenas vinculantes a la cultura lenca. Sin duda, la ciudad se ha visto fortalecida familias advenedizas, desde principios del siglo XX, quizás buscando mejores derroteros, y a la fecha encontramos descendientes con apellidos de origen alemán, francés, e incluso polacos. Marcala es reconocida además de la alta producción cafetalera y premios de excelencia en ese rubro, por ser pionera en el tema del cooperativismo a nivel nacional. Las festividades en honor a San Miguel Arcángel, son muy concurridas. Es singular el hecho que la configuración de Marcala como centro urbano no sigue ese patrón español, sino que la iglesia se ubica bastante  distante del parque Central. Pocos municipios en el país son los que se salen del patrón colonial y pocos también, los estudios que se han realizado sobre ellos.

San Miguel Arcángel.es el patrón de la ciudad de Tegucigalpa, y es a quien está dedicada la Catedral que obtuvo ese reconocimiento en 1916, y la distinguida historiadora Leticia de Oyuela nos lo recuerda en esta descripción primorosa “pasaba el año de 1763, cuando el gobernador y capitán general de Guatemala, don Alfonso Hernández de Heredia, ascendió el Real de Minas a la categoría de Villa, con el nombre de Villa de San Miguel de Tegucigalpa de Heredia. En ese entonces los trabajos dirigidos por el guatemalteco José Nacianceno Quiroz del nuevo templo parroquial dedicado a San Miguel Arcángel, ya se había iniciado, pero tardarían alrededor de dos años en terminarlo, como lo demuestra la inscripción en la fachada del templo que señala la fecha de 1765 como conclusión del edificio”.[7]

También se festeja a San Miguel en los municipios de San Miguelito Guancapla en Intibucá, por cierto uno de los centros urbanos de menor población en su cabecera municipal y se explica desde las escasas alternativas laborales. Igual tiene una iglesia colonial y sus retablos del interior son más antiguos que el mismo edificio que los alberga. San Miguelito, también se encuentra como municipio en el sur del departamento de Francisco Morazán, justo entre los municipios de Alubarén y La Libertad. Su desarrollo es elemental, y sus condiciones de suelos y bosques no son alentadoras. Su casco urbano se extiende brevemente a lo largo de la carretera central que de Alubarén conduce a La Libertad.

En el occidente de Honduras otros pueblos festejan a San Miguel incluso en algunos altares hemos podido leer la antigua plegaría “San Miguel Arcángel, ven en auxilio del pueblo que Dios te ha confiado.”. Macuelizo, en Santa Bárbara, realiza importantes eventos durante dicha festividad.

Para concluir el mes de septiembre, el día 30’ se celebra a San Jerónimo en Goascorán, Valle, y en San Jerónimo en los departamentos de Copán y Comayagua respectivamente.

San Francisco presente en numerosos pueblos.

El 3 de octubre se festeja a San Francisco, por cierto su veneración se afianza desde tiempos remotos, cuando las órdenes religiosas de sacerdotes Franciscanos impusieron el credo religioso. Tampoco es de extrañar que a nuestro paladín Francisco Morazán nacido un 3 de octubre, ostentara dicho nombre. El nombre de San Francisco está disperso, algunas veces solo, y otras de manera   compuesto a lo largo y ancho del territorio hondureño., como aldea, caserío o municipio. De esta manera se llevan a cabo festividades en los siguientes municipios; San Francisco Atlántida, San Francisco de Yojoa, Cortés. Texiguat, El Paraíso. Orica, Valle de Ángeles y Tatumbla en Francisco Morazán. San Francisco, Lempira, Yamaranguila, San Francisco de Opalaca en Intibucá. Cabañas, Cane y Chinacla en La Paz. San Francisco del valle en Ocotepeque.

En el extenso departamento de Olancho, celebran para estas fechas  San Francisco de Becerra, San Francisco de La Paz, La Unión y Catacamas. Esta última convertida en el segundo centro de actividades económicas del departamento. El insigne poeta Froylan Turcios le llamó ciudad Florida. Catacamas ha alcanzado  renombre por sus abundantes recursos naturales más una privilegiada ubicación.

Falta por despertar una serie de alternativas turísticas e incluso fortalecer lo que significa el sitio arqueológico de Talgua. A pesar de que Catacamas es producto de una reducción indígena su estructura como pueblo español coincide un tanto con el trazo de Marcala entre otros. Valdría la pena y lo hemos apuntado en otras ocasiones es urgente  definir el Centro histórico de la ciudad, eso les permitiría aparte de conservarlo, volverlo una alternativa turística. Extrañamente, el viejo cementerio de la ciudad de Catacamas, luce semi destruido y la tumba del excelso  poeta José Antonio Domínguez, a la fecha no sabemos dónde está. Ojala alguna vez, podamos entender que rellenar de asfalto las ciudades repletas de bienes patrimoniales, no es lo apropiado y que los vecinos de nuestros centros históricos se dejen asesorar por los expertos del Instituto Hondureño de Antropología e Historia.

Entre el 8 y el 12 de octubre varios municipios el país, celebran a la virgen del Rosario, especial consideración tiene Belén en Lempira que a su vez tiene una iglesia y una ermita colonial. Aunque el caso urbano es pequeño, su antiguo palacio municipal se conserva. Ahora sus accesos están pavimentados y es uno de los municipios con logros importantes en su desarrollo.

La virgen del Rosario- se celebra además en  el municipio del Rosario-Opoteca, antiguo pueblo minero de Comayagua, con una geografía irregular al pie de una serie de montañas de altura considerable. Sus laboriosos habitantes se distinguen por la producción de granos básicos. Las minas de plata de  este pueblo dieciochesco, fueron parte del sustento colonial de la actual ciudad de Comayagua. Por su parte el municipio de El Rosario en las cercanías de Yocón en Olancho, y rodeado de bosques de coníferas,  igual festejan a la mencionada virgen. El 18 de octubre, San Lucas en El Paraíso, agasaja al patrón  que le da su nombre. Su casco urbano tiene un elegante trazado y registra temperaturas propias de una pequeña meseta. En su feria, concurrida se distinguen los grupos de músicos de cuerdas, algunos propios del lugar otros venidos de aldeas con nombres indígenas interesantes, tales como; Apalipí, Mactuca, Navijupe, Surule y Tapahuasca entre otros. Varias aldeas próximas a San Lucas y San Antonio de Flores, alcanzan relevancia cultural desde su música de cuerdas y una importante tradición en la elaboración de bebidas como la chicha de Maicillo con dulce de panela.  Agradezco a la colega Marleny Sánchez, quien gentilmente me facilito información.

  1. Director de Gestión Cultural en el Centro Universitario Regional de Occidente-UNAH-CUROC. Docente investigador en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, en la ciudad de Santa Rosa de Copán. Es Historiador, con estudios de Antropología Cultural en la Universidad de Salamanca, España. Es autor y coautor de varios libros de su especialidad, ensayista y fotógrafo, es miembro de Número de la Academia de Geografía e Historia. (Correo rubenga1934@yahoo.com).
  2. En la geografía hondureña,  encontramos muchos pueblos denominados como “pueblo viejo”, significa como mínimo que en las proximidades de los pueblos actuales o “pueblos nuevos”, hubo un pueblo anterior. En Olanchito, siempre nos remiten a un “pueblo viejo”. En Santa Bárbara cerca de Petoa, existe un “pueblo nuevo”.
  3. Cólera Morbus, conocido como “colerín”, fue una enfermedad que por las precariedades de las condiciones higiénicas de ese entonces, terminó con la existencia de numerosos pueblos en  Centroamérica.
  4. Esta aldea pertenece a Yorito. Ahí funcionó a finales del siglo XVII un importante Convento y a su vez se conservan las ruinas de su iglesia católica, que sin duda necesita un proceso de restauración.
  5. En Yoro, igual se celebra el Festival de la “Lluvia de Peces”, fenómeno que algunos  pobladores ven como un milagro celestial. La ciencia lo define desde los parámetros de la meteorología, además cabe mencionar  que los peces que se recogen son de agua dulce, similares a los que se encuentran en numerosos ríos en dicha región.
  6. Gran parte de las festividades de Marcovia se llevan  a cabo en la aldea de Monjaras, sede de varias empresas productivas. Se debe considerar la creación de la categoría de municipio Monjaras o volver en algunos casos a la nomenclatura de los Distritos, que durante la dictadura de Carias Andino, dieron resultado.
  7. Arte y Evangelización –V Centenario Primera Misa en Tierra firme de América. Leticia de Oyuela y Arturo Sosa. El referido texto más que una interpretación religiosa para valorar el significado de elementos artísticos religiosos de la Catedral de Tegucigalpa,  contiene una serie de fotografías de alta calidad, características del lente profesional de Arturo Sosa.
©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América