Tras 42 años consecutivos iniciamos el 43 haciendo historia en la zona oriental

MC
/ 16 de diciembre de 2018
/ 09:43 am
Síguenos
01234

Más

  • Dando valor a las cosas buenas continuamos haciendo historia
  • Presencia permanente en la vida social, histórica, cultural y educativa de la zona
  • Nuestro recuerdo imperecedero al Director Fundador Óscar A. Flores. Diana Lorena Gamero, distribuidora por muchos años y Antonia Solís, voceadora.

Autor: Luis Alonso Gómez Oyuela.
Email:luisgoyuela15@gmail.como

DANLÍ, El Paraíso. La importancia de darle valor a las cosas, el recuerdo de lo bueno, vivir con intensidad cada momento, viendo hacia adelante los caminos que he recorrido durante todos estos años que transitamos juntos con la gran familia de esta casa editora, hoy que culminamos 42 años de estar llegando a los hogares de miles de hondureños.

Ahora iniciamos LXIII. Por tal motivo al escribir estas líneas cito al autor del poema la “Marioneta de trapo, el mexicano Johnny Welch, diciendo: Si Dios me concediera vida: “Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan. Dormiría poco y soñaría menos, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. A un niño le daría alas, pero dejaría que el solo aprendiera a volar. A los viejos, a mis viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez sino con el olvido. Tantas cosas les he aprendido a ustedes los hombres. He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña. Sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada”.

Pero bien, dejo atrás la nostalgia de la nostalgia del poeta, para recorrer el tiempo trascurrido desde aquel 9 de diciembre de 1976 hasta esta fecha del 2018. Son muchos años de permanecer junto al pueblo bajo el lema de su director fundador don Óscar Armando Flores (QDDG): Una voluntad al Servicio de la Patria.

Vamos entonces a darle valor a las cosas no por lo que valen, sino por lo que significan. Cada uno de los que laboramos en esta casa editora tenemos una historia que contar, especialmente los “viejos” que vamos quedando, porque la ley de la vida es dar paso al relevo generacional que hoy camina por la brecha abierta de los fundadores.

La TRIBUNA en la zona sur oriental ha hecho historia desde su fundación. Don Óscar, era compadre con el señor Antonio Discua, dueño para entonces de una pequeña empresa de transporte entre la capital y Danlí. Ambos con ideologías políticas diferentes pero eran compadres, ignoro de quién de los hijos de Discua era padrino nuestro director fundador. Flores como todos los saben era liberal y Discua, cariista, así se definía don Toño, como lo llamaban sus amigos.

A través del señor Discua, desde el primer día de circulación llega nuestro diario a esta ciudad para quedarse en el corazón de los danlidenses. La primera distribuidora fue la profesora Diana Lorena Gamero (QDDG). El costo al público eran 10 centavos el ejemplar, uno de los primeros canillitas fue Jorge Solórzano, años más tarde se unió la madre de este, la señora Antonia Solís, quien por espacio de 25 años recorrió las polvorientas calles de barrios y colonias, caminaba a chuña empujando una carreta de madera con 200 ejemplares.

Después de la sustitución presidencial, golpe de Estado para otros, de desató una feroz campaña en contra de la prensa escrita, La Tribuna no fue la excepción. Los seguidores del destituido presidente Manuel Zelaya Rosales, siempre que pasaban frente a la caseta de distribución lanzaban el grito: “prensa vendida” y otros epítetos groseros. Toña prudentemente guardaba silencio y se tragaba las ofensas, pero una mañana, cansada de tanta ofensa respondió con lo mejor de su léxico: “les dolió el cachimbazo HDP, ese día terminaron los insultos”. Nuestra vieja voceadora, amó La Tribuna hasta el día de su muerte, por lo que en honor a su memoria, TOÑA fue orgullo nuestro.

Tras estos 42 años hemos hecho historia. Por mucho tiempo insertamos una sección titulada: La Tribuna en la zona oriental, era una página semanal con enfoque noticioso del acontecer en la zona, especialmente en el área económica apoyando a los caficultores y la industria del tabaco, una de las principales fuentes de empleo. En lo social los espacios siempre han estado a disposición de la población con la denuncia oportuna. En educación a través del proyecto “Done un Aula”, este rotativo en conjunto con Canal 10, gobierno de China Taiwán y empresas diversas, en este departamento se construyeron varias aulas para educación prebásica y educación básica en la aldea Las Ánimas, aldea Quebrada Chiquita, un aula para kínder y tres aulas adicionales para el centro básico. En Sabana Redonda, municipio de Potrerillos, tres aulas y reparaciones en otros municipios del departamento.

Por espacio de varios años la columna “Nuestra comunidad”, que se publica los lunes es la más esperada por los lectores, particularmente por algunos políticos y funcionarios públicos que andan en malos pasos. La columna se caracteriza por la publicación de noticias cortas del acontecer del municipio y resto del departamento.

Los reportajes dominicales, están dirigidos a enaltecer valores, reconocimientos a personalidades que se han destacado en la vida pública y educativa, referencia a jóvenes profesionales que triunfan en el exterior como científicos calificados. Los acontecimientos religiosos y culturales también tienen cabida en este rotativo para satisfacer las exigencias de nuestros lectores.

El historiador Carlos Ernesto Molina, afirma que gran parte de los reportajes con contenido histórico se convierten en la principal fuente de consulta de los estudiantes de nivel superior porque la historia es permanente. Hasta hoy, es el diario que más se ha identificado con Danlí y su historia. Un detalle interesante del acontecer histórico, es que LA TRIBUNA sale a la luz pública un año después de la fundación del Festival Nacional del Maíz, en consecuencia, vamos caminando juntos en el tiempo y la historia.

Cierro este reportaje con el poeta Johnny Welch: “Dios mío, si yo tuviera un corazón…escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol. Pintaría con un sueño de Van Gogh. Sobre las estrellas un poema de Benedetti; y una canción de Serrat sería la serenata que ofreciera a la luna. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de las espinas y el encarnado beso de sus pétalos. SALUD TRIBUNITOS.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América