Compañeros del exasesor de Trump, Flynn, acusados por el complot de Gülen

MC
/ 17 de diciembre de 2018
/ 02:26 pm
Síguenos
01234

Más

Washington, Estados Unidos.- Dos socios del exasesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, Michael Flynn, fueron imputados el lunes por un plan respaldado por Ankara para expulsar de Estados Unidos al clérigo disidente turco Fethullah Gülen.

El Departamento de Justicia acusó a Bijan Rafiekian, también conocido como Bijan Kian, de 66 años, de San Juan Capistrano, California, y a Kamil Ekim Alptekin, de 41 años, de Estambul, por actuar como agentes no registrados del gobierno turco y mentir al FBI en 2016.

Según la acusación, Rafiekian y Alptekin hicieron arreglos para que el gobierno turco pagara indirectamente 600.000 dólares al Grupo Flynn Intel para ayudar a virar el sentimiento público y político de Estados Unidos contra el exiliado Gülen.

El plan se desarrolló en el momento culminante de la campaña electoral de 2016, cuando Flynn asesoraba al entonces candidato Trump sobre política exterior y de seguridad.

El objetivo, según el Departamento de Justicia, era obtener la extradición de Gülen a Turquía, donde el presidente Recep Tayyip Erdogan lo acusó de orquestar el intento de golpe de Estado de julio de 2016.

El acuerdo con Flynn fue aprobado en los niveles más altos del gobierno turco, según la acusación, con Alptekin manteniendo a los ministros de alto nivel informados de su progreso.

La acusación llegó un día antes de la sentencia prevista de Flynn, quien fue arrestado el año pasado por sus tratos secretos con funcionarios rusos y Turquía.

Flynn admitió un cargo de mentirle al FBI en un acuerdo de culpabilidad que lo llevó a proporcionar información “sustancial” a la investigación del asesor especial Robert Mueller sobre la injerencia en Rusia en las elecciones de 2016.

El trabajo de Flynn con los turcos se conoce desde el año pasado, cuando el Wall Street Journal informó que él, Rafiekian y Alptekin se encontraron con el yerno de Erdogan, Berat Albayrak, y el ministro de Relaciones Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, en Nueva York en septiembre de 2016.

En esa reunión, hablaron sobre la remoción física de Gülen de su casa en Pennsylvania, en Turquía, sin una orden legal de extradición.

El diario citó al exdirector de la CIA, James Woolsey, quien asistió a la misma reunión y luego le dijo a los reporteros que consideraba la idea posiblemente ilegal.

En aquel momento, el gobierno del presidente Barack Obama no había aprobado la solicitud de extradición de Ankara para Gülen, y el gobierno de Trump también se opuso al tema.

“No está bajo consideración”, dijo Trump a los reporteros el 17 de noviembre.

Pero el domingo, según informes de los medios, Cavusoglu afirmó que Trump le dijo recientemente a Erdogan que la Casa Blanca está trabajando en la extradición de Gülen. AFP

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América