Instituciones se unen en un frente común contra los femicidios

MC
/ 17 de diciembre de 2018
/ 04:40 am
Síguenos
01234

Más

Por: Saraí Alvarado

Un frente común para prevenir la muerte violenta de mujeres en Honduras han conformado organizaciones no gubernamentales, feministas, entes internacionales y estatales, ante el reporte de 332 víctimas, de enero a noviembre del 2018.

De esa cifra, a unas 130 mujeres las balas les atravesaron su cuerpo, otras 26 expiraron cuando el filo de un cuchillo, machete o “puñal” les hizo desangrar hasta la morir; al menos 40 más lucharon unos minutos por seguir respirando mientras eran estranguladas y unas 30 fueron salvajemente golpeadas con objetos romos.

Estos datos se publicaron recientemente, en el marco de los 16 días de activismo con ocasión del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada año, el 25 de noviembre, hasta la primera quincena de diciembre.

En ese contexto, se informó que en 16 años han muerto en Honduras 5,929 mujeres y que el promedio anual, del 2003 al 2009, fue de 299 crímenes. Sin embargo, dicho promedio subió a 481 , según observatorios de la sociedad civil de mujeres organizadas, basados en datos oficiales.

Las organizaciones advierten que es urgente actuar y promover con más fuerza la justicia, y que por ello el fin debe ser buscar respuestas, resultados y hacer consciencia de lo que está pasando, llevar a cabo acciones concretas por parte de los que toman decisiones en la administración pública y principalmente los responsables en los sectores de prevención, seguridad y justicia.

El Centro de Estudios de la Mujer en Honduras (CEM-H) y el Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses, con el apoyo de la Secretaría de Derechos Humanos, han juntado esfuerzos y buscan formas más inmediatas de reacción para que los crímenes no queden en impunidad. Además, abogan por que el Estado sea garante de la anhelada justicia no tardía en los casos de muerte violenta de las mujeres y femicidios.

En la calle, en su propia casa, en negocio, cuartería y hotel, son los lugares más frecuentes en donde ocurren los homicidios y femicidios, según el CEM-H.

ACTIVISMO NO DEBE CESAR

La coordinadora del CEM-H, Suyapa Martínez, manifestó que “el activismo, los llamados de exigencia a los responsables del Estado, el apoyo que estamos dispuestos a dar desde sociedad civil y otros sectores, no debe cesar, pero es obligación de ellos cumplir, no deben quedar solo en papel, queremos acciones concretas. “¡Ni una muerte más, ni una mujer menos ¡basta ya!”

Martínez agregó que “en esta temática no solo tenemos que ver las mujeres, acciones de grupos feministas y entes del sector justicia y seguridad, tienen también que ver los medios de comunicación, con la creación de campañas, el correcto abordaje de las noticias, el respeto a las víctimas…”.

Explicó que en la tipificación del delito, han notado que hay muchos casos que no entran como femicidio, aunque existen protocolos internacionales que aducen que deberían ser considerados como tales.

“Es hasta el momento de concluida la investigación individualizada que puede determinarse si no se trató de un femicidio”, arguyó Martínez.

Ante esa preocupación generalizada, el gobierno, en su afán de juntar a los sectores, tanto demandantes de justicia como los responsables de proveerla, creó hace unos meses la Comisión Interinstitucional de Seguimiento a las Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios.

Esta comisión es un órgano de acompañamiento, asesoría y apoyo técnico para la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), Fiscalía de Delitos Contra la Vida, Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad y el Instituto Nacional de la Mujer (Inam).

También asesora a cualquier otra dependencia estatal vinculada con la erradicación de los delitos contra la vida de las mujeres, como la Dirección General de Medicina Forense (DGMF).

Esta Comisión también es un espacio de articulación de estrategias y consensos entre las diferentes instancias del sector público y sociedad civil, vinculadas con la temática.

En un informe titulado “Avances y Desafíos, Una Mirada desde las Organizaciones de Mujeres”, el CEM-H refleja otras interesantes cifras que tienen que ver con la etapa investigativa y la judicialización de los casos.

“En 9 años fueron asesinadas 4,355 mujeres, ingresaron al Poder Judicial 1,245 casos y 715 obtuvieron resolución. En el 2016, de 112 casos ingresados, solo 3 fueron ingresados como femicidio y se obtuvo dos sentencias condenatorias y una absolutoria”, indica el informe del CEM-H.

ESPACIOS DE DISCUSIÓN

La viceministra de Derechos Humanos, Jacqueline Anchecta, recordó que “desde que se creó la Comisión, en el 2016, por decreto Legislativo, estamos diciendo que hay compromiso de que la situación es urgente, tenemos que llevar esas estadísticas, aunque resulten lamentables”.

Apuntó que “la idea es empezar a contar cómo están muriendo las mujeres, cómo están siendo asesinadas, quiénes son, dónde están, cómo se les hará justicia, esto nos ayudará a poder identificar respuestas integrales”.

Anchecta advirtió que detrás de una mujer hay familias, “sabemos que es demanda al Estado, pero quiero dejar claro que como gobierno no estamos cerrados a una crítica, por el contrario, estamos juntando esfuerzos, abriendo espacios de discusión todos los sectores involucrados para poder encontrar soluciones”.

“Es fundamental que continuemos llevando a cabo el plan de trabajo y ya tenemos acciones iniciales; el primer reto es la data, no tenemos cifras conjuntas, se manejan estadísticas diferentes en varios entes e incluso en la sociedad civil”, lamentó.

“Entonces, hemos pensado que desde que existe una muerte violenta de mujeres, es desde ahí que debe comenzarse a clasificar si se trata de una muerte violenta o un femicidio, y darles en ambos casos el seguimiento investigativo y justicia en los casos”, dijo la funcionaria.

DATOS

Según un informe del Centro de Estudios de la Mujer en Honduras (CEM-H), en el 2017, de 389 crímenes, solo 19 casos ingresaron como femicidio y cuatro obtuvieron sentencia condenatorias, uno sobreseimiento provisional y siete auto de apertura a juicio. En el primer semestre del 2018 se registraron más de 141 homicidios de mujeres a nivel nacional, pero la mayoría de casos continúan en investigación.

Según la DPI
Hay que socializar manejo de escenas

El jefe del Departamento de Homicidios de la Dirección de Investigaciones Policiales (DPI), Olvin Paz, consideró que la población debe mantener la esperanza de que están mejorando su trabajo en lo que compete a las investigaciones de muertes violentas de mujeres y femicidios.
“Se necesita socialización en temas como manejo de escenas de crimen, especialmente a la Policía Preventiva, y hablar de instrucciones a la Comisión de Seguimiento”.
“Desde el momento que conocemos un hecho delictivo de muerte de mujeres, el tratamiento de qué casos es por medio de un acuerdo que tenemos con la fiscalía, de que ellos, por medio de la ATIC, se encargarán de dos casos y nosotros de uno, es decir, que cuando ocurre una muerte, si nosotros nos encargamos de esa, en los próximos dos que ocurran le correspondería a la ATIC”, refirió.

Julissa Villanueva
Casos se resuelven con prueba científica

La exdirectora de Medicina Forense, Julissa Villanueva, aseguró que como ente científico se ponen a disposición de las pruebas que requieran los entes investigadores del Estado.
“Las ciencias forenses, en cada una de sus ramas, no tienen por qué estar alejadas de la temática de prevención y acciones de justicia a los femicidios y muertes violentas de mujeres, es con la prueba científica que la mayoría de los casos se resuelven y nuestros dictámenes médico legales son la herramienta infalible para los fiscales ante un juez, puntualizó.

CEM-H
Son más de 30 años de lucha en Honduras

La feminista y miembro del grupo técnico del CEM-H, Honorina Rodríguez, manifestó que “son más de treinta años de lucha en Honduras, las mujeres no hemos callado en exigir justicia, la compañera Gladys Lanza nos dejó un legado que continuamos; las mujeres hemos estado no solo haciendo activismo con marchas y protestas, hacemos incidencia en varios sectores hasta poder acompañar ahora al Estado”.
Rodríguez agregó que “es urgente que Honduras tenga resultados, cada 16 horas muere una mujer en el país, la violencia debe parar porque esta es antesala al femicidio o una muerte violenta más”.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América