635 millones de personas

MC
/ 20 de diciembre de 2018
/ 01:12 am
Síguenos
01234

Más

Por Álvaro Sarmiento

Especialista Internacional
en Comercio y Aduanas

Es el tamaño del mercado que se formará a partir del 1º de febrero próximo cuando entre en vigor el acuerdo comercial entre la Unión Europea y Japón, el más grande del mundo y que representará un tercio del PIB mundial, un tratado comercial que duró en negociaciones cinco años. Posiblemente la tendencia mundial al proteccionismo comercial, liderada por la economía más grande del mundo, ha servido como catalizador para la negociación.

En palabras de la comisaria europea de comercio Cecilia Malmstrom se “demuestra que nosotros estamos a favor de un comercio abierto pero regulado”. El tratado dispone a la Unión Europea como el líder mundial del libre comercio, en un momento especialmente complejo, por el cuestionamiento del presidente Trump al multilateralismo, donde ha exigido una revisión y modernización a fondo de los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio OMC. Asimismo, las complejas negociaciones del BREXIT, donde la primera ministra británica ha salvado su puesto por muy poco, pero el acuerdo ya negociado con la UE se encuentra en el limbo.

Algunos expertos concuerdan que el modelo del acuerdo con Japón podría servir como base para negociar un TLC con el Reino Unido, pero después del BREXIT.

EL acuerdo en referencia cubrirá más del 85% de los productos agroalimentarios, un sector altamente sensible en el Japón, aunque la desgravación arancelaria será escalonada, en algunos casos hasta 15 años. Claro está, el arroz, un producto casi sagrado para los japoneses, está excluido del acuerdo. Ese país oriental también reconocerá indicaciones geográficas como el “queso Roquefort”. Mayor acceso a productos cárnicos europeos, cosméticos, químicos, textiles. Apertura a comercio de servicios, especialmente en sectores financieros, ecommerce, telecomunicaciones y transporte. Por otro lado, se abre el acceso a compras gubernamentales en sectores tan importantes como el ferroviario.

Por otra parte, los japoneses tendrán acceso al mercado automovilístico europeo, también en un plazo de ajustes.

Otra característica única del acuerdo es que por primera vez se hace mención en un tratado similar al Acuerdo de París sobre el Clima, también se hace referencia al desarrollo sostenible.

Aunque la actual administración de los EUA recién renunció a dicho acuerdo, para Honduras y sus negociadores comerciales es importante poner en “radar” que estos temas, nos gusten o no, están para quedarse, y a nivel multilateral o en futuras renegociaciones de acuerdos comerciales con la UE, seguramente el tema de medio ambiente será objeto de compromisos específicos. Un compromiso importante fue el de la protección a los pequeños y medianos exportadores, ya que en el caso del Japón representan el 78% del sector.

Pasando a lo local, se ha hecho público por parte de COPRISAO, que DARA ha llegado a la meta de recaudación aduanera antes de finalizar el año, todo un logro para la administración aduanera. Todo indica que los mecanismos de gestión de riesgo y procesos de modernización aduanera están dando sus frutos. El incremento del intercambio comercial con Guatemala y El Salvador por la Unión Aduanera seguramente tendrá efectos positivos durante el 2019, por la vía del Impuesto de Ventas.

<sarmientomalvaro@gmail.com

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América