Cine de autor

MC
/ 23 de diciembre de 2018
/ 11:04 am
Síguenos
01234

Más

José María Leiva Leiva.

A primera vista uno puede sentirse indiferente, incluso juzgar sobrevalorada esta obra cinematográfica. Su argumento sencillo, su ritmo pausado, un elenco desconocido y encima, en blanco y negro pueden dar lugar a esos equívocos. Hablamos de “Roma”, la producción mexicana dirigida por Alfonso Cuarón (“Y tu mamá también”, “Gravedad”), que ambientada en los años 70, en los inicios del gobierno de Luis Echeverría, retrata la vida de una familia de la alta burguesía que reside en el número 21 de la calle Tapeji de la Colonia Roma, en ciudad de México.

Ellos son, la pareja matrimonial al borde de la separación, sus cuatro hijos y la abuela materna. Les asisten dos empleadas domésticas encargadas de los múltiples quehaceres de la imponente casa, meticulosamente reconstruida. Y como mascotas, un perro negro, que mantiene minado el largo y angosto patio que sirve a su vez de garaje, y unos pájaros en sus respectivas jaulas, a los que nadie les hace el menor caso, salvo el ejercicio diario, de arroparlos en la noche y desarroparlos por la mañana.

En el análisis, empezaría por decir que la película la relaciono directamente con el llamado Cine de Autor y las características propias del neorrealismo. Este último, porque hace privilegiar los sentimientos de los propios personajes antes que la composición de la trama. Y el primero, rescatando el papel preponderante de Cuarón alejado de los grandes estudios comerciales, un hecho que le permite una mayor libertad a la hora de plasmar sus sentimientos e inquietudes en una película dirigida, escrita, co-fotografiada y co-producida por él, en la que logra plasmar su visión particularísima y semi-biográfica de una época que desea ensalzar, la de su niñez.

“Pero toda esa cotidianidad suya, su infancia y la de sus tres hermanos, no es más que el relleno de la vida de una eterna secundaria, de Cleo, la mujer que los cuidó y los quiso, convertida aquí en protagonista gracias al trabajo de Yalitza Aparicio una mujer indígena de Oaxaca sin experiencia previa ante una cámara y orgullosa de conseguir llevar la lengua mixteca a una pantalla de cine”, El Universal. Cleo, literalmente se echa a la familia en los hombros, incluso en los momentos de mayor crisis personal. Precisamente en los créditos finales de “Roma”, podemos leer el nombre de Libo (Liboria Rodríguez), la nana de Cuarón, a quien este ha dedicado la cinta, y en quien se inspira el personaje de Cleo.

La crítica se ha volcado con entusiasmo para alabar y describir el filme. Cito entre estas las siguientes: “Crudo y emotivo relato sobre las realidades, las alegrías, tristezas y cotidianidades que se ocultan detrás de las puertas de la vida doméstica y un testimonio desgarrador -y esperanzador a la vez – sobre las desigualdades sociales y raciales no solo en México, sino en toda Latinoamérica”.

Una diferencia plasmada por el lente del director, “entre la ciudad formal, asfaltada con árboles y aceras, y la informal, donde viven los pobres pisando barro y agarrándose a la vida convertidos en hombres bala o expertos en artes marciales”. Otros la calificaron como una “Conjugación de estilizados planos secuencia, asombrosos travellings, pluscuamperfectas panorámicas (donde cada detalle del plano tiene una nitidez absorbente) y exquisitos planos-detalle, de los que hace gala Roma, se presenten como un léxico cinematográfico ciertamente radical a la hora de retratar el, sin duda, emocionante drama humano que recorre la cinta…un retrato del lumpen indígena al servicio de la coreografía cinemática y el deleite audiovisual”. Alejandro G. Calvo. http://www.sensacine.com/

Roma, que es “Amor” si se lee de fin a principio, en definitiva, es capaz de hablar del dolor y del amor, de la tragedia y de la redención, de lo minúsculo y lo épico, con tanto pudor en lo narrativo como chulería en lo estético. Y que de esa combinación imposible haya salido una película tan soberbia es un triunfo absoluto de su director”. “Cine hermoso y puro”. “Abrumadora lección de cine”. “Monumental película”. “Absolutamente maravillosa… Épica, sutil y emotiva”.

“Retrato realista y emotivo de los conflictos domésticos y las jerarquías sociales durante la agitación política de la década de los 70”. En este apartado, BBC Mundo, señala: “Uno de los valores que la crítica más ha aclamado de la película es su cuidadosa recreación de época, no solo por la selección de los decorados, vestuarios y programas de televisión, sino por la forma tangencial en la que presenta los contextos sociales de ese entonces”.

“Una de las escenas más llamativas muestra una matanza de estudiantes conocida como de Corpus Christie o el “Halconazo” (paramilitares al servicio del gobierno mexicano), que tuvo lugar el 10 de junio de 1971. Enfrentamientos que dejaron más de 100 estudiantes muertos. De acuerdo con las versiones de algunos sobrevivientes, en un inicio, los paramilitares utilizaron palos de kendo, como el de uno de los personajes de la película en sus entrenamientos (se refiere a Fermín el novio de Cleo, que cuando supo del embarazo de esta, la abandonó cobardemente) pero de ahí pasaron a las armas de fuego”.

Roma” ganó el León de Oro en el pasado festival cinematográfico de Venecia y ya fue elegida como mejor cinta de 2018 por grupos de críticos en Los Ángeles, Nueva York, Chicago y San Francisco. Con tres nominaciones a los Globos de Oro, (Mejor película extranjera, Mejor guión y Mejor director) “Roma” podría hacer historia también como la primera película producida por Netflix en las principales candidaturas al Oscar.

©2022 La Tribuna - Una voluntad al servicio de la patria. Honduras Centro América